Structogram® y Triogram® | 4 MIN lectura | No hay comentarios

Tienes 3 cerebros (y no lo sabes): te explicamos desde Structogram® qué influencia tienen en tu conducta.

20/12/2023

Tienes, 3 cerebros, sí. Todos tuyos y cada uno gestionando de manera diferente tus respuestas y conductas. Una bioestructura cerebral compuesta de tres zonas muy diferenciadas que forman parte de nuestro desarrollo y evolución a lo largo de la historia. 

¿Quieres conocerlos y entender su influencia? Sigue leyendo porque no te va a dejar indiferente.

Guía rápida para entender a tus tres cerebros. Structogram® te los explica.

Un incendio en un edificio. Un nutrido grupo de personas que, asustadas, corren de un lado a otro poniendo en marcha toda su maquinaria de supervivencia. De pronto alguien dice:

“Creo que viendo las posibles salidas, y teniendo en cuenta que el ascensor no se podrá usar, las opciones que nos quedan son la escalera tradicional y la de incendios. Podríamos dividirnos para bajar una mitad por una de ellas y la otra mitad por la otra. Aunque hemos de considerar también que hace bastante frío y que las escaleras de incendios son exteriores, por lo que me inclino a pensar que lo mejor es que bajen por ahí los que están en las dos primeras plantas y que dejen las otras libres para los que estamos en plantas más altas, no sé qué pensáis, tal vez debamos tener otros aspectos en cuenta antes de tomar una decisión”.

Otra persona que escucha con impaciencia este pequeño discurso y que no comprende la necesidad y urgencia de tanto análisis, exclama:

 “Seguidme, yo os saco”.

Mientras que un tercero, siguiendo ya a la marabunta de personas que pretenden escapar del edificio en llamas dice:

            “Pero, por favor, antes de salir, ¿hemos comprobado que estamos todos?”.

Tres comportamientos diferentes que responden a la dominancia de cada uno de los tres cerebros que tienes. Te lo explicamos usando el ejemplo.

¿Cuáles son exactamente esos tres cerebros?

El primer cerebro es nuestro tallo cerebral o cerebro reptiliano. Situado en la parte inferior de nuestro prosencéfalo, es el cerebro del instinto, el que regula el hambre, el sueño o el sexo y gestiona la supervivencia. Orientado al pasado y basado en la experiencia, es el encargado de mantener nuestro metabolismo estable, el afectivo. En nuestro ejemplo sería el responsable del comportamiento gregario de la persona que consulta si están todos antes de salir.

El segundo por aparición evolutivamente hablando, es el sistema límbico, el cerebro de las emociones, de los afectos, de los estados de ánimo, de la motivación, el monitor del peligro. Está orientado al presente y por lo tanto, a la acción. Es el cerebro que impulsa en nuestro ejemplo la segunda conducta, la toma de decisiones, el impulso.

El tercero, el más joven de los tres, es el neurocórtex. Aquí se encuentra la corteza prefrontal, que es la encargada de la planificación, anticipación, percepción del tiempo y del contexto, inhibición de acciones inadecuadas, comprensión empática, de la actuación analítica, de la reflexión y la autoconciencia. Claramente el cerebro que ha protagonizado la primera respuesta de nuestro ejemplo.

Estos tres cerebros se combinan de un modo muy especial en cada individuo, de manera que en ocasiones es uno el que domina con más frecuencia, o a veces, son dos los que rigen la mayoría de nuestros comportamientos. E incluso en otras ocasiones, encontraremos personas cuya manera de actuar está regida por los tres cerebros de modo uniforme. Todo un mundo de posibilidades y casuísticas cuyo conocimiento abre las puertas al entendimiento de uno mismo y de los demás.


Nuestra herramienta Structogram® explica todo esto de tal modo que podremos conocer nuestro cerebro triado y comprender su influencia en nuestras respuestas. Nos proporciona una visión clara de nuestros comportamientos, actitudes y de nuestra personalidad. El autoconocimiento es un proceso que no termina nunca, porque las personas cambiamos con el tiempo y con las vivencias que experimentamos.

Y así, podemos explicarnos el porqué de nuestras manías, necesidades, fortalezas o amenazas. Y entenderemos cómo nos ve el resto.

Te animamos a que lo conozcas más de cerca. Esta herramienta te cambiará la vida y te proporcionará recursos para ser más eficaz en tus relaciones profesionales y personales, en el ejercicio del liderazgo, en la negociación o en el manejo de tu comunicación.

No es para contarlo, tienes que verlo. Te esperamos.

Compartir en:

cerebro claves consejo habilidades skills Triogram

Post relacionados

Comentarios:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.